ZANZÍBAR

Zanzíbar... un lugar tan imbuido de leyenda que uno puede llegar incluso a dudar de su existencia. Realmente hay muy pocos rincones del planeta que evoquen imágenes tan románticas como esta isla de la costa de Tanzania. Con sólo mencionar su nombre, la imaginación retrocede a los tiempos de los mercaderes de especias, los comerciantes de marfil y los aventureros en busca de fortuna.

La colorida historia de Zanzíbar subyuga a cualquiera, pero, además, este antiguo sultanato y sus afectuosos y amigables habitantes son un auténtico Edén tropical. Sus playas de fina arena blanca están bañadas por las cálidas aguas del Océano Índico, sus frondosos bosques son el patio de juego de los monos endémicos (los Colobos rojos), mientras que en sus lagunas de aguas turquesas habitan los juguetones delfines y las mansas tortugas marinas.

Zanzíbar es un destino sensual, exótico y embrujador que siempre cautiva a sus visitantes.